martes, 2 de agosto de 2022

“Una carta sin Paul McCartney” de Carlos Contreras



Tras una pausa de unos meses, volvemos con los comentarios de libros en Mamut Que Levita. En su primer libro de cuentos, el periodista Carlos Contreras Chipana (Lima, 1988) explora los barrios periféricos de Lima y varias de sus historias pueden conectar muy bien con lectores adolescentes. 


José Vadillo Vila 

@mamutquelevita @vadillovila 


Para este Mamut Que Levita, el periodismo es una profesión afín con la literatura. Demasiados escritores han tenido un paso importante por el periodismo (García Márquez y Vargas Llosa, son los casos más emblemáticos en la literatura latinoamericana contemporánea). 

Porque el oficio periodístico los mantiene y los obliga a estar atentos a personajes y situaciones cotidianos, aunque esta relación genere también un hartazgo porque el periodismo exige demasiadas horas de sumersión en el día a día y muchos autores prefieren cerrar el ciclo. “Cerrar el quiosco”, como decimos los peruanos. Pero ese es otro tema.  


***

De madrugada, como lo hacen muchos periodistas, Carlos Contreras Chipana terminó de dar forma a las diez historias de Una carta sin Paul McCartney y otros relatos (Lima, Caja Nega, 2022). 

Tanto los personajes principales como las temáticas son de jóvenes y adolescentes. Además, el grueso de los relatos es urbano, de la periferia limeña. 

Sin embargo, Contreras Chipana no concentra sus intereses narrativos en un único barrio de la capital. Explora Comas, el Rímac, Villa El Salvador y la avenida Brasil (una zona que ocupan Cercado de Lima, Jesús María, Pueblo Libre y Magdalena). 


***

Lamentablemente, el Plan Lector en el Perú no siempre ofrece buenos títulos a niños y adolescentes. 

En ese sentido, recomendaría dos relatos del libro, “Fermín en el cerro” y “La mentira de Jesús”, para ser leídos por escolares desde quinto de primaria, en adelante. Su atributo es que tienen para este público “mensajes”, “lecciones”, son didácticos y escritos en forma sencilla (difícil empresa). 

Otro par de historias del narrador limeño, “Cuestión de códigos” y “Sargento sin nombre”, bien pueden enganchar y ser discutidos en las aulas de secundaria. 


***

El relato central, “Una carta sin Paul McCartney”, el cual da título al conjunto, es una historia de periodistas jóvenes. En su trama se mezclan la pasión, el engaño y cómo no, la música. 

La música es un eje importante en varias de las historias.  También está muy presente en “Hombre de siete letras”, “Matalayunza y “Cuestión de códigos”.

En “Pasajera en trance”, a través de la secretaria “Verritos”, el narrador reflexiona sobre la escritura como herramienta contra la soledad.

“¡Bu!” es un buen trabajo narrativo sobre los tiempos de pandemia y la literatura fantástica, desde un amor fantasmagórico. 


***

Pero Contreras Chipana, decíamos, no solo explora los espacios urbanos: “Matalayunza” y “Fermín en el cerro” se ambientan en pueblos andinos. 

El primero, es de los mejores relatos del conjuntoy, con un buen desarrollo de acciones y personajes, mientras que en el segundo el narrador da nueva tuerca al mito del duende y su canasta de oro. 


Mamut Que Levita 

 

Conozca las joyas de la Biblioteca Nacional del Perú

  @vadillovila