Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

"TREINTA KILÓMETROS A LA MEDIANOCHE", DE GUSTAVO RODRÍGUEZ

Los lectores vamos con prejuicios. La literatura que llamamos light lo que busca, finalmente, es entretener a sus lectores.   José Vadillo Vila @vadillovila @mamutquelevita 1. No había leído ningún libro de Gustavo Rodríguez (Lima, 1968), a pesar de que su primera novela, La furia de Aquiles, tiene 21 años y fue muy exitosa.   Tal vez se debe a que tenía prejuicios en abordarlo -las ideas preconcebidas siempre están presentes, inclusive en los lectores-.  Porque Rodríguez es un hombre exitoso. Más que eso es un publicista exitoso. Desde fines de los noventa, su trabajo en este rubro ha dejado algunos telecomerciales y campañas exitosas. A ello se suma las entrevistas que le hicieron, convirtiéndolo en un personaje mediático. Para algunos, su aterrizaje en la Literatura era solo pose, pura cuestión de marketing.   Creo que esa misma mirada tienen la crítica que no lo ha leído y parte de los mismos prejuicios (¿por qué hablar de un autor que tiene todos los canales de difusión, lo fichan

Últimas entradas

"EL ÚLTIMO EN LA TORRE" DE HUGO COYA

“Una carta sin Paul McCartney” de Carlos Contreras

Cacería incesante de Pedro Novoa

Occidente conquistó el mundo… y empezó a perderlo, de Antonio Caballero

‘¿Ahora qué?’, de Pedro Morillas

"Todo menos morir", de Alina Gadea

'Una banca en el parque' de José Eslava

Salvar el fuego de Guillermo Arriaga

Borges bajo la mirada de Vargas Llosa