Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

ABE: Entre las digresiones y las canciones, existe la antimemoria

A propósito de la despedida literaria de Alfredo Bryce Echenique, una mirada con caleidoscopio y soundtrack de bolero y cante flamenco, a su triada de antimemorias.
Parece que con los años, la memoria o la antimemoria, al destejerse, ocupa menos espacio. Se hace menos prolija. Se sintetiza.
La antimemoria es el género literario que Alfredo Bryce Echenique, ABE, ha escogido para decirle adiós a más de 40 años de escribidor; para desatar los últimos cabos y empezar a navegar sin bagajes, sin la costumbre bendita de escribir y su hermana tortuosa llamada edición.
En el universo de la Literatura Hispanoamericana, desde Un mundo para Julius (1970), ABE es “el autor” del registro entrañable. Y ahora, decíamos, literaria y literalmente, deja la narrativa como quien se divorcia de un amor prolongado. Y con gesto de caballero solicita Permiso para retirarme (Lima, Peisa, 2019).
Huellas de la antimemoria Tengo buenos recuerdos de mi primera experiencia con la “antimemoria” bryciana o “briceña”,…

Últimas entradas

Muñequita de thriller o cuando ellas afilan el cuchillo en tu cuerpecito caribeño

La posverdad o cómo Pinocho aprendió a alargar su nariz en tiempo récord

Un ave rapaz sobrevuela el abismo (y al fondo está Ud.)

El amor post mortem es posible (y es gratis)